$4.5 Millones y Una Deportación

$4.5 Millones y Una Deportación

Mhou

Entre 2009 y 2017, la campaña de largo plazo llevada a cabo por los trabajadores conserjes minoristas subcontratados en las ciudades gemelas culminó en varias huelgas de un día, reconocimiento sindical y un primer contrato por valor de $4.5 millones de dólares en salarios y beneficios durante tres años.

Un centro de trabajadores en las ciudades gemelas, Centro de Trabajadores Unidos en Lucha/ Center of Workers United in Struggle (CTUL), inició la campaña de organización entre los trabajadores conserjes inmigrantes en gran parte indocumentados que limpian y mantienen las grandes tiendas de la zona. Su esfuerzo de organización utilizó una variedad de tácticas de Alinskyite, como huelgas de hambre, marchas de protesta y presionando a compañías como Target para firmar compromisos de responsabilidad corporativa. También cultivaron un comité organizador formado por trabajadores interesados ​​y formalmente conectados con la Unión Internacional de Empleados de Servicio/ Service Employees International Union (SEIU) Local 26 en Minnesota.

El 17 de febrero de 2016, los 4,000 miembros del Local 26 en Minneapolis se declararon en huelga antes todos los empleadores de la ciudad para facilitar sus demandas de igualdad de salarios entre trabajadores a tiempo completo y a tiempo parcial, aumentos para todos y reglas de trabajo más fuertes. Al día siguiente, el 18 de febrero de 2016, los trabajadores inmigrantes que se organizaban a través de CTUL lanzaron su séptima huelga de un día en Minneapolis y St Paul, Minnesota en tantos años.

A principios de 2017, los trabajadores de la CTUL recibieron posteriormente el reconocimiento sindical (como miembros de SEIU) y un primer contrato. Fue el primer acuerdo de negociación colectiva en toda la ciudad que abarcaba a los trabajadores conserjes minoristas en el país. Además de un aumento inmediato de $ 1.50 por hora y un aumento promedio del salario del 18% durante la vida del acuerdo, tiempo libre pagado, tiempo de vacaciones y las reglas de trabajo que cubrían el volumen de trabajo, fueron ganados.

Uno de los principales trabajadores en los esfuerzos de organización de CTUL-SEIU fue Luciano Mejia Morales, quien se trasladó a los Estados Unidos desde Guatemala. Luciano fue arrestado por violaciones de tráfico por la policía local en junio de 2017 y colocado en la cárcel del condado de Hennepin en Minneapolis, donde su fianza se fijó un poco más de $ 3,000. Desafortunadamente, su familia recaudó el dinero y rápidamente lo sacó de la cárcel, sólo para que Luciano fuera inmediatamente detenido de nuevo, esta vez por agentes de ICE, luego de su liberación. Él y su familia están luchando por su liberación. Entre 2007 y 2014, 73 sindicalistas han sido asesinados en Guatemala. Según el gobierno estadounidense, al menos 83 deportados a Guatemala han sido asesinados a su llegada a la nación centroamericana en los últimos 18 meses. La vida de Luciano ciertamente está en peligro por su deportación inminente. El caso de Luciano resalta muchos temas importantes que se cruzan en este momento de la lucha de clases en Estados Unidos.

En el caso reciente de los trabajadores de Panadería de Tom Cat/Tom Cat Bakery en Nueva York, lo mejor que el movimiento obrero ha sido capaz de hacer por los trabajadores indocumentados estaba en exhibición. Después de una auditoría de I-9 del negocio reveló al gobierno federal que 26 trabajadores no tenían documentos de inmigración válidos, su sindicato (la Panadería, el Confitería, los Trabajadores del Tabaco y el Sindicato Internacional de los Molineros de Grano local 53/Bakery, Confectionary, Tobacco Workers and Grain Millers International Union Local 53 (BCTGM)) negoció un acuerdo. Según un informe de los medios contemporáneos sobre los 26 trabajadores afectados:

Cuatro produjeron inmediatamente los papeles correctos, de acuerdo con la Bakery, Confectionary, Tobacco Workers and Grain Millers International Union que representa a los empleados de Tom Cat.

Dos renunciaron y encontraron trabajo en otra parte, dijo el sindicato.

Otros cinco firmaron un paquete de indemnización negociado por el sindicato, que les dio seis meses para encontrar el papeleo correcto y regresar al trabajo – sin pérdida de antigüedad.

Si no lograron pasar el DHS en seis meses, Tom Cat prometió un pago de una semana por cada año de servicio, más días de enfermedad, días festivos, y vacaciones y asistencia sanitaria pagada durante 90 días.

Los restantes 15 trabajadores aún no han aceptado el acuerdo, pero Tom Cat dejó la oferta en la mesa por unos días más, dijo Joyce Alston, presidenta del BCTGM Local 53. “

Compare esto con lo que la publicación izquierda laborista Notas Laborales/Labor Notes recomienda a sus lectores trabajadores sindicalistas y militantes:

“¿Su sindicato tiene negociaciones de contrato por venir? Comienza a hablar sobre cómo puedes usar la negociación para fortalecer la protección en el lugar de trabajo para los miembros inmigrantes.

UNITE AQUÍ El Local 2850 en el Área de la Bahía ha ganado lenguaje que permite a los trabajadores tomar ausencias -y protege su antigüedad- si necesitan tiempo para completar el papeleo de inmigración. Prohíbe a los empleadores penalizar a los trabajadores que cambian sus nombres o números de seguridad social.

Los contratos también limitan el modo en que los empleadores cooperan con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas/Immigration and Customs Enforcement, “para que no excedan lo requerido por la ley”, dice el presidente Wei-Ling Huber. Y el local ha negociado un fondo legal en el que los empleadores pagan, cuál los miembros pueden recurrir para pagar por casos relacionados con inmigración “.

También publicaron un ejemplo de lenguaje para un contrato modelo para proteger a los miembros indocumentados. El lenguaje para un contrato modelo fue negociado por un sindicato local de SEIU, el mismo sindicato internacional al que pertenece Luciano.

El BCTGM Local 53 podría básicamente sustituirse por el más progresista UNITE HERE o SEIU local en ese artículo de las Labor Notes con su aplicación de lo que es esencialmente lo mejor que se puede hacer con la llamada “labor-izquierda” – mantenimiento de la antigüedad, ausencia, empleadores que se adhieren a una cooperación minimalista con ICE, indemnización por despido y continuación limitada de beneficios, posible asesoría/asistencia legal financiada por un conjunto de empleador-sindicato, etc.

Nadie en el interior ni siquiera habla de movilización y mucho menos de resistencia.

¿Por qué no?

BCTGM Local 53 tiene 2,150 miembros en el área de NY-NJ, de los cuales sólo una pequeña fracción trabajan en Tom Cat Bakery, de los cuales 26 fueron afectados directamente por este I-9 auditoría (más de la mitad de los cuales fueron terminados como resultado).

Como se describe en la última edición de Anti-Capital, sacrificar los intereses de la minoría en beneficio de los intereses de la mayoría de los miembros del sindicato es sólo otro día en la vida, porque después de que estos trabajadores pierdan su trabajo hoy, los otros 2,137 miembros seguirán teniendo el suya mañana.

Estas disposiciones contractuales y acuerdos negociados constituyen absolutamente ganancias materiales para defender. Pero no son una solución para la opresión especial que enfrentan los trabajadores inmigrantes y, en particular, los indocumentados.

Por razones idénticas, el liderazgo, la estructura y los otros 6,044 miembros del SEIU Local 26 en Minnesota no se involucrarán en actos de resistencia en el caso de Luciano ni en los de cualquier otro miembro perseguido por ICE, ya sea dentro o fuera del lugar de trabajo.

Además, el caso de Luciano destaca el mito de “santuarios”, ya sean ciudades, condados o cualquier otra división administrativa o regional del estado. El periódico local dijo tanto cuando informó sobre su re-encarcelamiento inmediatamente después de ser puesto en libertad bajo fianza:

“Ahora está en la cárcel del condado de Carver, pendiente de los procedimientos de expulsión, dijo ICE en un comunicado. Los manifestantes cuestionaron el martes el cambio de acontecimientos y la participación de la oficina del Sheriff del condado de Hennepin.

El sheriff Richard Stanek dijo que aunque su oficina no cumple con las solicitudes de ICE para retener a los internos para los agentes de inmigración, notificará a ICE cuando el sujeto de una solicitud esté a punto de ser liberado. Su oficina dijo que era simplemente un alojamiento en el caso Morales “.

¿Qué hueco es la afirmación de un ‘santuario’ cuando el resultado final sigue siendo el mismo con o sin tales pretensiones? La designación de un “santuario” se basa en la cronología de cuándo y por qué la policía local coopera con ICE- como si importa si “tienen” inmigrantes para ICE o simplemente “alertan” cuando un inmigrante indocumentado va a dejar una particular instalaciones.

Existen desarrollos prometedores, aunque embrionarios y silenciados, que muestran el camino hacia la resistencia basada en la clase, y está en el crecimiento y la unidad funcional de los canales particulares de la lucha de la clase contemporánea.

Esto puede verse en la creciente participación formal e informal del movimiento obrero y los temas explícitos de la clase trabajadora que emergen en la lucha contra la supresión de votantes en Carolina del Sur, donde la lucha de los trabajadores de bajos salarios por $ 15 la hora y los derechos sindicales para los trabajadores del sector público se ha fusionado con la demanda para revocar las leyes de identificación de votantes. La clase trabajadora está conectando intuitivamente la lucha contra la supresión de votantes con otras manifestaciones que benefician sus intereses de clase.

Esto se puede ver en los insuficientes pero primeros esfuerzos rudimentarios de sindicalistas estadounidenses para organizar y defender explícitamente a los trabajadores inmigrantes indocumentados: finalmente han admitido abiertamente que los inmigrantes indocumentados son miembros dignos de defender, que las necesidades e intereses de los miembros inmigrantes indocumentados son intereses y necesidades sindicales. Aunque estos nuevos esfuerzos han sido inadecuados, como en los casos de los trabajadores de Tom Cat Bakery en Nueva York o el lenguaje para un contrato negociado por SEIU y UNITE HERE, es un primer paso que ha estado dolorosamente ausente desde 1881, cuando se formó el predecesor de la AFL y apoyó la exclusión de los trabajadores chinos de América. En Minnesota, un centro de trabajadores formado por trabajadores inmigrantes se conectó exitosamente con un sindicato establecido y obtuvo una victoria significativa. La clase trabajadora está conectando intuitivamente la lucha por los derechos de los inmigrantes con otras manifestaciones que benefician sus intereses de clase.

Esto se puede ver con la AFL-CIO recientemente publicando la historia de los orígenes racistas de la legislación sobre el derecho al trabajo, sobre todo basada en el trabajo de la Asociación Laboral y de Historia de la clase trabajadora / Labor and Working- Class History Association. Se trata de una apertura para traspasar la típica objeción de décadas a la legislación sobre el derecho a trabajar de los sindicalistas. Esta objeción se ha centrado siempre en el argumento legal de que los beneficios de la negociación colectiva y la representación sindical constituyen una propiedad privada que el estado no tiene derecho a redistribuir a los que se beneficiarían de la representación sindical y la negociación colectiva negándose a pagar cuotas y cubrir su costo bajo un acuerdo de derecho al trabajo. En cambio, abre un camino para objetar el derecho al trabajo sobre una base de clase al reconocer el derecho al trabajo surgió como un ataque al proletariado que se añadió a los ataques anteriores contra el proletariado -específicamente, el uso de ideologías reaccionarias, legislación y terror para aislar y degradar permanentemente la mano de obra negra. Incluso en el terreno de la AFL-CIO, con su espeluznante historia de tolerar toda clase de reaccionarios, la clase trabajadora organizada puede encontrar un camino para conectar intuitivamente la lucha contra el derecho al trabajo a la lucha contra la supresión de los votantes (La degradación de la mano de obra negra) y la defensa de los inmigrantes (documentados e indocumentados) y manifestar sus intereses de clase.

‘Unirse y luchar/ Unite and Fight’ eslóganes y demandas que suenan ultra-radical (pero son vacías) deben ser reemplazados por el esfuerzo consciente para hacer conexiones concretas a las luchas reales y trabajar para su crecimiento. Se manifiesta la unidad nacida del concreto, del crecimiento de los intereses materiales a través de los diversos segmentos de la clase (blanco y no blanco, inmigrante y ciudadano, documentado e indocumentado, sindical y no sindical). El camino a seguir debe ser uno del trabajo común de los socialistas para cultivar y nutrir este crecimiento, para facilitarlo y escalarlo. Nuestro punto de partida debe ser las diversas manifestaciones de la lucha de clases cuando las encontremos.

Al crédito de SEIU, ayudaron a organizar la manifestación de apoyo que se llevó a cabo frente a la cárcel en apoyo de Luciano y llamar la atención sobre su caso, su lucha por el asilo y el fracaso del llamado “santuario” de Minneapolis.

Esto es más de lo que se hizo en el caso de los trabajadores de la Tom Cat Bakery, y ese caso involucró directamente al lugar de trabajo, es decir, el alcance inmediato de su sindicato local. Sin embargo, mientras que organizar, respaldar, y participar en una demostración es algo, no es una estrategia. Durante años, los inmigrantes indocumentados han sido considerados un segmento de la clase trabajadora que no se puede organizar.  Pero ejemplos como esta victoria reciente en Minnesota demuestran definitivamente que esto siempre fue una noción equivocada, incluso cuando se refiere solo en el terreno de la tradicional campaña de sindicalización. Su victoria es real; ocurrió. Es un caso que demuestra que promover la sindicalización de los indocumentados no es una plausibilidad vacía. Ni tampoco organizar una resistencia contra ICE es imposible. 

En Arizona, el paciente cero de la actual legislación antiinmigrante, los líderes y activistas indocumentados han desarrollado un medio eficaz para resistir activamente las búsquedas punitivas de deportación y las redadas:

“. . . A raíz de S.B.1070, Puente adoptó una nueva estrategia de organización, creando comités de defensa de barrio, en todo el condado de Maricopa. “Teníamos que construir una base”, explica García; Cinco o seis líderes que planeaban acciones en una habitación ya no eran suficientes. A través de los comités, Puente cultivó relaciones con cientos de personas indocumentadas y sus familias con el objetivo de reunir un entendimiento detallado de cómo funcionaba ICE y Arpaio. Para 2011, podrían dibujar un mapa que rastreaba el sistema de la detención hasta la deportación – y marcar cada punto a lo largo del camino donde una persona tenía la posibilidad de ser liberado.

En los comités, la gente aprendió varias formas de evitar la deportación. Si un agente de policía los detuve mientras conducía, podían ejercer su derecho constitucional a permanecer en silencio cuando se les preguntó si eran ciudadanos estadounidenses. Si un oficial no los detuvo en una manera explícita, podrían alejarse de sus coches para evitar más preguntas. Si los oficiales aparecieran en sus casas, podrían exigir ver una orden antes de abrir la puerta. Los comités también enseñaron a la gente a argumentar sus propios casos si fueron entregados a ICE. (Los inmigrantes indocumentados no tienen derecho a un defensor público, pero a menudo pueden alegar sus casos ante un juez de inmigración). Puente animó a sus miembros a discutir estrategias legales con un abogado antes de que fueran detenidos – y firmar una copia del formulario de parte del Departamento de Seguridad Nacional que autoriza entrevistas a los medios de comunicación en detención. Debido a que sus reuniones semanales construyeron verdaderos lazos sociales, los comités también ayudaron a movilizar respuestas rápidas a la deportación. Los miembros eran más propensos a presentarse unos para los otros en las manifestaciones de protesta. “

Este es un modelo de resistencia que está funcionando. Los trabajadores indocumentados organizados tienen el potencial de convertirse en el centro de gravedad en la organización de la resistencia contra ICE en el lugar de trabajo y la organización del resto de la comunidad de inmigrantes indocumentados. Agitando por el uso de los recursos sindicales para organizar y entrenar a los inmigrantes con las herramientas necesarias para resistir el moderno aparato policial / de deportación ejemplificado en la SB1070 de Arizona no es una demanda hueca o un slogan vano.

Ya existen vínculos entre los centros de trabajadores inmigrantes y los sindicatos. En la parte superior del movimiento obrero, se han desarrollado acuerdos formales de asociación entre la Red Nacional de Organización de Trabajadores del Día/National Day Laborer Organizing Netweork y la AFL-CIO, a nivel regional, como la cooperación entre la Alianza de taxistas en Nueva York/ New York Taxi Drivers Alliance y la Hermandad Internacional de Camioneros /International Brotherhood of Teamsters, y a nivel local través de situaciones como esa en las Ciudades Gemelas con CTUL y ​​SEIU Local 26.

El movimiento creciente para sindicalizar y específicamente representar a los trabajadores indocumentados a través del desarrollo de un lenguaje para un contrato de negociación colectiva que se ocupa de necesidades e intereses indocumentados es real.

Construir deliberadamente estos vínculos y ampliar esta ruptura para crear más espacio para la unidad práctica de la clase es un potencial concreto en el momento presente. El impulso creado por la importante victoria de los trabajadores indocumentados sindicalizados en Minnesota ha construido una significativa base de miembros en su sindicato local. Como miembros tienen una voz en lo que sus cuotas se gasta en. Uso de la (s) sala (s) sindical (es) y oficinas para sesiones de entrenamiento y reuniones sobre resistencia contra ICE, deportación y legislación antiinmigrante; Liberar al personal del sindicato para proporcionar apoyo administrativo al entrenamiento y a los esfuerzos de organización de indocumentados; El uso de los recursos financieros de la unión para financiar los tuercas y los tornillos de crear la infraestructura y la logística organizacionales para lanzar una campaña en las líneas de lo que los grupos de derechos de los inmigrantes como Puente han hecho en Arizona son ejemplos de las posibilidades. Alcanzar la igualdad de afiliación con sus compañeros de trabajo y sus socios con la ciudadanía fue un desarrollo muy significativo. Es necesario aprovechar esta victoria para asegurarse de que no más de sus compañeros de trabajo, sus miembros de la familia y sus vecinos están encerrados, adentro o fuera del trabajo, y programado para la deportación.

Puedes leer más sobre el caso de Luciano en la página (NO Deportation For Luciano! NO a la deportacion de Luciano!) de Facebook que fue creada para su defensa.

Advertisements

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s